¿En qué consiste el proceso de alta?

1

Tras recibir la solicitud de alta cursada a través de la comercializadora de tu elección, nos pondremos en contacto contigo para montar el contador y verificar tu instalación. Realizadas las pruebas previas y certificada su adecuación a la normativa, nortegas dejará tu instalación de gas en disposición de servicio y se informará de ello a tu comercializadora.

2

Recuerda que para que podamos realizar la inspección de la instalación, bien se trate de un nuevo punto de suministro o bien de la conexión de una instalación sin servicio desde hace más de un año, debes aportar el certificado de la instalación de gas que a tal efecto te habrá expedido una empresa instaladora.

3

A partir de ese momento tu empresa comercializadora será responsable de enviarte las facturas y gestionar los cobros por el suministro de gas natural. Por nuestra parte, en nortegas, como empresa distribuidora, seremos responsables de la lectura de contadores y de los servicios de urgencia 24 horas, así como de realizar la Inspección Periódica a tu instalación cada 5 años, si así lo deseas.